domingo, 6 de septiembre de 2020

Tus ojos sufren fiebre de odio

 

Aún hay personas que quieren utilizar a Dios para justificar sus odios, olvidan que Dios es un Dios que trasciende la insignificancia humana y no necesita empoderarse porque en nada le afecta que nosotros creamos o no en él. Las leyes humanas no le gobiernan y no puede ser usado ni siquiera por pastores o clérigos, pues estos solo le sirven, menos por un juez homofóbico q oculta su desprecio por las relaciones de las personas LGBTIAQ usando el nombre de Dios de la manera más asquerosa, para promover odios.          

También olvidan estas personas que la propia ley que promueve la libertad de culto garantiza que no haya una creencia que pueda ser protegida, si ésta atenta contra la integridad de las otras personas ¿y cómo negar esto cuando un juez se niega a ejercer un derecho civil de un ciudadano en nombre de quién sabe qué religión? ¿Qué religión puede promover la violación de un derecho humano? Muchos reclaman derechos divinos para ocultar el terrible interés que tienen en homogenizar creencias y consolidar sus horrorosas instituciones religiosas, pero Dios no requiere derechos, no habría manera de despojarlo de algún derecho que quisiera reclamar.

¿O qué decir cuándo un docente invisibiliza y prejuicia a las personas por no estar en su estrecha concepción de género? Hay muchas culturas con concepciones más complejas de género que el promovido por literalistas religiosos de carácter dicotómico o por el patriarcado invisibilizador de la integridad de mujeres, terceros géneros, transiciones de género y roles que promuevan la libertad humana.

¿Por qué esta necesidad de perseguirnos de algunos grupos cristianos? ¿Por qué necesitan convertirnos en sus chivos expiatorios? ¿Por qué en tiempos de Pandemia callan sobre situaciones q arrebatan la vida a tantas personas? ¿Por qué ignoran las ya más de 50 masacres que a la fecha acontecieron en nuestro país y sin dudarlo tienen todo el tiempo del mundo para atentar contra nuestra integridad personal en espacios en los que compartimos sus mismos derechos? ¿Qué dios promueven? ¿Qué creencias están estimulando en orden mundial, nacional y local?



Está reflexión superficial no tiene como objeto más que poner unos asuntos en la palestra pública, quiero dejar atestiguado el continuo atentado que estos “religiosos” realizan contra nuestra integridad, en cualquier momento vienen sacando de contexto todo para localizarlo en su estrecho mundo de creencias, porque desean convertirnos en los monstruos que imaginan, no dudan en increparte en la calle con sus siniestros pensamientos, tratando de convencer al resto de personas de vernos desfiguradamente, ejemplo, un caso también reciente, el de la alcaldesa de Bogotá, un hombre alterado que no duda en intervenir de manera forzada con palabras que no venían ni al tema de la reunión.    


   
Como hombre de fe les digo: Pues sepan bien aquellos homofóbicos, transfobicos, racistas, clasistas, misóginos, xenófobos, “fascistas del siglo XXI”, etc., q se ocultan detrás de creencias religiosas o ideologías, yo no sólo tengo el derecho a creer que Dios me ama, sino q también reitero una experiencia de fe donde Dios ha permitido q mi sexualidad sea una bendición, por la cual aprendí a amar más a mí prójimo promoviendo sus derechos humanos, su dignidad por el hecho de ser un ser humano, un respeto no condicionado sino naturalizado. Cuanto lamento que se pierdan de esa dimensión de Dios. Y como ciudadano no dejo de reclamar mi derecho a construir mi familia, a creer, a tener los mismos derechos que cualquier colombiano, que cualquier ser humano. Ustedes no nos los arrebatarán.

 

Joseph3475

jueves, 2 de abril de 2020

Un virus nos hace más religiosos


Qué bueno que acudamos a Dios en estos momentos, pero muy bueno sería que en estos tiempos de crisis no hagamos algo por los meros impulsos que nos gobiernan ¿te has preguntado qué tan sincera es tu relación con alguien cuando surge en momentos de angustia, desilusión, desesperanza o miedo? Es claro que en estos momentos han aumentado las profesiones de fe manifiestas en mensajes, memes, demandas, religiosidad popular, etc., pero también es una buena época para los cazadores de estas personas que no dudan en crear mensajes que llenan de seguridad falsa a quienes acuden a las religiones por miedo, necesidad de control, terapia y otras razones muy humanas pero que hacen de la religión solo una forma de hacer terapia y mantener el control de masas.




Qué bueno es acudir a Dios pero al salir de ese encuentro que otorgan los rituales, permanece en Él ¿de qué nos sirve asistir a los mil ritos de nuestras religiones si a la final, terminada la terapia volvemos con las personas para ser igualmente crueles e inhumanas? ¿Qué sentido tienen unas creencias que no cuestionan? Mucho, pero nada de eso es realmente trascendental o permite la trascendencia de los seres humanos, solo mitiga, ayuda a generar un punto de escape. Qué bueno es acudir a Dios, pero al hacerlo un punto de escape ¿en verdad lo buscamos a Él? Y dispénseme si lo uso un lenguaje en masculino, pero es solo un hábito de crianza.

Temo por las personas y sus susceptibles mentes en estos tiempos de crisis, hay líderes genuinamente sinceros que buscan edificar con sus creencias, pero otros no siempre inocentes, es la oportunidad de proyectar sus propios discursos, discursos de odio, segregación, y empoderamiento, una necesidad de controlar no solo cuerpos sino bienes a través de su “mesianismos” y “apocalipsismos”, extremando sus literalismos e interpretaciones muy personales de cómo y qué debemos vivir, es un tiempo en que la soledad, el existencialismo y las crisis emocionales nos pueden llevar a caer en sus manos y doblegar nuestra voluntad; pero con todos estos riesgos es bueno a acudir a Dios.

Mi breve consejo es que fortalezcas tu relación con Dios, no solo para ponerlo a trabajar o como escudo frente al virus que se extiende en esta pandemia, no, búscalo sinceramente, pero no lo conviertas en el terapeuta solamente, Dios (de nuevo me disculpo por simplificarlo con un género), es un excelente aliado, amigo, sabrá protegerte y aunque deban correr tus lágrimas le dará un sentido al dolor; fortalece una buena relación con Dios para estar bien si te toca encontrarte con Él o bien seguir viviendo para ayudar a muchas personas que ya lo están necesitando.

De mi parte a ustedes, quienes lean este block, les deseo desde mis concepciones religiosas, pues es lo que tengo, que su salud este bien, que atravesado este momento salgan no solo con más fuerza sino con más brío. La Tierra descansa un poco de nuestra especie, lo necesitaba, reconozcámoslo, esperemos que terminada la pandemia, podamos relacionarnos mejor con ella y entre nosotrxs.


José Ramiro Velásquez G.
Josue3475

martes, 16 de julio de 2019

“Rostros que delatan”




En el cuerpo reside la homofobia y la transfobia de maneras extrañas y silenciosas, a  ellas debemos temer más que a las que se expresan, estás silenciosas formas callan pero no dejan de actuar, evadir e ignorar los cuerpos de quienes amamos diferente, de quienes transitan el género, de quienes mandamos al carajo los roles, los sexos, las dicotomías y nos gozamos de la extravagancia. La homofobia y la transfobia residen de maneras extrañas y un rostro delata su existencia, no hay cuerpos adoloridos ni almas torturadas, desaparecernos se han propuesto.

En el cuerpo reside la homofobia y la transfobia de maneras extrañas y silenciosas, subes las escaleras para tomar una foto y entre la muchedumbre silenciada que observa la multitud vestida de colores, observas, aquel rostro de quien apunta con la mirada a las personas como si estuviera observando desperdicios, y le miras compasivo porque carece de un espejo para ver cómo ha encarnado en su rostro su “más que desprecio”.

En el cuerpo reside la homofobia y la transfobia de maneras extrañas y silenciosas, subes al escenario de un evento, la gente te mira como al intruso, rostros y rostros, aprietan sus bocas, sus ojos se tornan menos abiertos, mas semejantes a un ovalo, sus cuerpos adquieren un rigor, están más tiesos, más tensos… en el fondo sabes cuánto desean que no estés allí… lo siento no nos vamos a ir, nuestros cuerpos gritan… y ellos secretamente cavilan como desaparecernos.

En el cuerpo reside la homofobia y la transfobia de maneras extrañas y silenciosas, pero a veces se expresan, solo dicen que no somos adecuados al que anda por allí, se suben a los buses a veces predicando, a veces buscando la oportunidad para sentirse mejor que otros; a veces solo quieren una silla y cuando se la das a tu pareja intentan insultarte diciendo: “¡¿será que se lo va dar al novio?!... despreciable hecho, este rostro enfadado piensa que poner en cuestionamiento la masculinidad de los hombres es una arma efectiva, y replica como aún se cree que amar es un delito para las personas homosexuales y trans, es homofobia, es transfobia, pero está estrellada, se choca con la realidad de quien ya no debe temer quien es, porque tan solo respondes: Si ¿Algún problema?... Y el rostro de aquel se llena de vergüenza.

En el cuerpo reside la homofobia y la transfobia de maneras extrañas y silenciosas, te observan y vigilan así te conozcan por 4 años, siempre será un delito que te muestres accesible, no importa si es para responder la pregunta de un estudiante; con gusto sus cuerpos te siguen para ver qué haces, esperan, aguardan, después de todo no pueden verte como un buen docente, solo te ven como el “pedófilo inventado”, ese del que con gusto muchos nos acusan a pesar de ser generalmente heterosexuales los pedófilos, pero no importa, si les preguntaras no te dirían que lo creen, pero en sus cuerpo ya se instala  esas creencias, por eso mejor prefieres que las cámaras te vean y cuando sales caminando distraídamente, ellos voltean sus rostros; tranquilos, allá cubiertos nadie los vio, nadie evidenció su homofobia, su transfobia…

Rostros tensos, rostros que no ven personas, rostros vigilantes, rostros que reclaman masculinidades heteronormativas, rostros homofóbicos y transfobicos… de mi parte yo les entrego a Dios, he decido que me resbalan, que de sus prisiones mentales no los voy a sacar yo, que esas mentalidades que están más pegadas que la piel en sus cuerpos, que la vida misma porque sobrevivirán a esos rostros, y por desgracia habitarán otras caras, como esos demonios que tanto temen muchos cristianos… aun así le pido a Dios que les libere, que no permita que esos rostros censuren el amor, el libre desarrollo de la personalidad, que nos arrebaten la dignidad, que se transformen o se unan a las voces del odio y a los dogmas e ideologías con que nos persiguen, yo, les deseo lo mejor pero debo decirles que sus rostros los delatan… Bendiciones a ustedes, yo no quiero que en mi siembren odio, yo quiero sembrar paz.

Dios concédeme la paz frente a estos rostros, amarte y amarme, y besar el rostro del amado, de la amada, de quien ame pues Tú  me lo has dado. Gloria a Dios.



Josue3475

viernes, 21 de junio de 2019

41 años. El estado de mi vida.


Debo agradecer a Dios por ser fuente de las cosas más bellas de mi vida, él no solo llego a mi vida como un gran Amigo, el más grande, la misma amistad encarnada, me enseñó a amar y me llevo a un nuevo nivel de exigencia personal, no sé qué persona hubiera sido sin él, hubiera quizás dado cuerda a los homofóbicos de siempre, sin embargo ellos no necesitan razones para odiar y querer menospreciarnos, pero es grato que sea una piedra conflictiva en sus zapatos, al menos los hago pensar. Dios bello me cuesta amar, es cierto, no mentiría a quien todo lo ve y estos años de silencio han sido de lucha espiritual, este mundo me conflictúa y me hace difícil ser fiel a ti. Los tuyos me alejan de ti, por suerte cuando me encontraste, dejaste tu presencia sagrada aferrada a mi vida, porque si, aún sigo atado a tu cinto, gracias Señor.


Te agradezco por ser docente de Ciencias Sociales, en un pueblo perdido de uno de los departamentos de mi país, te gradezco a pesar de los tutores legales de mis estudiantes, del retrogrado pensamiento de sus habitantes y las bajas expectativas de los y las jóvenes de allí. Me ha costado comprender el por qué, me cuesta y lucharé por motivarlos; pero han sido una bendición, lento entiendo cómo me cerré al mundo por temor a ser herido, gracias por mi vida, mi trabajo y mi profesión; nunca dejaré de ser Antropólogo, ese regalo siempre te lo agradeceré, será motivo de alabanza y gloria, bendiciones miles de ese presente han fluido, soy más yo gracias a mi camino por la Universidad Nacional, entre ateos me eduque, gracias Señor.


Me extravié estos casi cuatro años en mis labores como docente y corroboró que educar no solo es dejar conocimientos, es despertar la mente, dar unos valores claros y tener demasiada paciencia sabiendo que, parafraseando el evangelio, mucho será el esfuerzo para poco resultados, nuestra especie es una tierra estéril, seca porque carece de ti, somos también selva, llena de sorpresas buenas, malas, al final para ser paraíso, requerimos de ti. Cuesta no tomarlo personal, cuesta entender que el problema no es conmigo sino con ellos mismos, cuesta entender que profundo afecta el desamor a mi sociedad, cuesta amarse y amar en mi contexto cultural, en mi país con estos burócratas que nos gobiernan, con estos que creen que el camino fácil será imponer sus expectativas e ideas aun sobre una base hecha de cuerpos y sangre de los que no pensaron como ellos. Aun así, gracias, amo este territorio en donde me dejaste nacer.


Confió en ti, sé que eres ese guardián que no descansa, que nunca duerme, que siempre me ha protegido, aun al dolor me has enseñado que se le puede dar la vuelta y salir edificado; no descanses mi Amigo, siempre te necesitaré, te necesitaremos. Misericordia mi Señor, discernimiento también, gracias por mi relación D/s, tres o cuatro años, pero has puesto a mi lado una persona que ha sido oasis en el desierto y aunque camino por un delgado hilo confió que tu sagrada mano me sostiene y cada día descubro cuánto me amas y como tus ángeles con sus alas y tu madre con su manto, me protegen, en tus brazos siempre encuentro descanso y en tus pies paz. No, yo no soy perfecto, santo, ni me creo terminado, sigues construyéndome cada día y con cada lección me has enseñado a ser mejor, mis sueños no cesen entonces, siempre en ti, contigo y para ti.



Estos próximos años sean de logros y consolidación, te pido, confío así será, cambia mi suerte con tu eterna presencia, acompáñame para que no me extravié, doblega los poderes de este mundo y permíteme ir tan lejos como para dar buena cuenta de la administración de todo los dones que me has dado, superar mi noche oscura quiero, no porque quiera que la noche cese, hace parte del día finalmente, solo quiero que todo lugar, todo tiempo, todo espacio sea tuyo, porque espero que tú siempre venzas. Mi Tesoro, mi Amigo, gracias por estar en mi vida hoy, antes y siempre. Hágase tu voluntad.


Josue3475
José Ramiro Velásquez Guavita


sábado, 14 de octubre de 2017

¿Qué gana conmigo?



A veces cuando me levanto, me acuesto o tan solo me pierdo en los pensamientos laberinticos de mi existencia, emerge en mí la gran pregunta: ¿Cómo está mi fe? Bueno, aún sigo siendo católico, ya no tan asiduo a los rituales pero aun amo la Eucaristía, aun creo que Dios se manifiesta en mi vida y en la de la Iglesia Católica pero también en las demás, como ser de significados, de lenguaje, aun uso lo aprendido en la iglesia Católica para comunicarme con Dios, respeto sus grandes dogmas pero comprendí hace mucho que lo finito poco puede decir de lo infinito, ya no me es tan importante si Dios es trino, único, tres personas, omnisciente, etc., tengo claro que es un gran, gran, gran…. Demasiado grande… un gran Amigo.

Un gran Amigo, es decir poco para describirlo a él y más si sabes que la concepción de pares, de amistad, que las relaciones amicales pueden tener un multitud de posibles significados y prácticas, no siempre coherentes con los sistemas morales, éticos o sociales idealizados o esperados; pero es decir mucho para mí, ese es el tesoro, como Dios se revelo en mi vida y se ganó mi confianza, respeto, admiración y gloria, que no es mucho, tambalea y entra en crisis, es todo lo que tengo y necesito ya de Dios, lo demás ha llegado por añadidura.

Añadidura… ¿Han pensado cuantas cosas se nos agregan en la vida? Dios me regalo ser antropólogo, ahora me permite ser docente y claro que no siempre seguirle ha sido fácil, de hecho ya ando prevenido esperando la tormenta, pero ahora parece que es la calma la que me ha correspondido vivir, pero esta calma ha sido un tiempo hasta para preguntarme ¿si aún creo en Dios? ¿Creo aun en la iglesia? ¿Por qué me incomoda un poco ese estado de bienestar? Por supuesto ha habido problemas, pero Dios ha respondido y han pasado, como siempre él prevalece y me lleva por buen camino con tierna mano; esto no es lo que me tiene cansado.

¿Cansado de? Son los significados, son las prácticas no del todo conscientes o sinceras, son los círculos de la vida, son las masas sin educación pero llenas de cartones, es la ficción (aquella de la que habla Preciado), es la repetida, aburrida y trágica performatividad de estos sistemas, de nuestra especie o del país del “Sagrado Corazón”. Pero estoy bien, luchando por sueños, solitario pero no es trágico para mí eso, aunque no estaría mal estar acompañado, pero creo que mi molde era único y no venía con la “pareja que complementara el juego”, entre ollas y vajillas, este recipiente anda perdido, siendo sincero no creo que si haya otros como este recipiente, vengan de “apareja”.

No creo en que todos naciéramos para formar hogares de dos, ni para estar solteros, ni que todos debamos criar, pero si educar, no creo en cuerpos prohibidos, me encanta la desnudez y soy tímido, creo que este Dios que se me ha revelado si sería capaz de morir por mí, pero aún sigo sin entender ¿Por qué me Ama? ¿Qué gana conmigo? Ser un homo sapiens sapiens es una “mamera” ¿Te has preguntado por qué nos ama como nos ama?

Los días pasan y tengo claro que no hay razón, aquellos que debieran amar por conocerle muchas veces son los más crueles, en este “pueblo perdido” sobre abunda el machismo, la homofobia y transfobia, ejemplifican la auténtica contradicción de los buenos que se creen buenos pero que siempre están cortos de reglas morales para amar y si lleno de estas para juzgar y prejuiciar ¿Por qué Dios nos ama? ¿Por qué ama a la humanidad? No veo ganancia en eso, y si demasiado dolor…

Si estamos cerca nos segamos y enarbolamos con joyas que no son nuestras, en el mejor de los casos, en el peor solemos creernos el Dios que seguimos y vaya tiranos que nos volvemos, acabamos con el mundo, juzgamos y olvidamos que en el silencio es donde encontramos a Dios, mucho ruido condenando, pero Dios es la brisa suave no el huracán vengador ni el terremoto con fauces de fuego. ¿Qué merito tenemos para ser amados? El cheque en blanco fue un desperdicio o yo mismo, desde el lugar de un excluido lo ve todo tan carente de luz.

De ti. Carecemos de ti, pensamos que ser seguidores de Cristo es igual a ser devotos, por eso nos aglutinamos para ver al Papa pasar a toda, salimos corriendo y dejamos atrás la eucaristía, nos duele más el golpe del Papa en Cartagena que los falsos positivos (gente a la que se le tilda falsamente de ser guerrillera o criminal, justificando así matarles), decimos acoger a los extranjeros y al rato se inventan normas más duras para la migración de estos, donde dos estudiantes se golpean porque uno le dijo al otro que era gay (el peor insulto para ellos), poniendo en peligro su vida e integridad, donde ser negro, ateo, indio, pobre puede ser peor que ser narcotraficante, político corrupto, burócrata mediocre; esperamos un apocalipsis que todo lo arregle ¿pero quién podrá ser declarado inocente? Carecemos de ti, pero que larga tenemos la lengua para atormentar a nuestro prójimo y lejano, que juicios más severos hacemos con templos de vigas en nuestros ojos ¿Qué ganas con la humanidad?

Y sin embargo no puedo negar algo en mi vida, algo que he visto en la vida de los demás, Dios no deja de buscar, la razón se me escapa, pero esta y continua, estar cerca de él saca lo mejor de la humanidad, de cada quien, y es por eso que me gusta enseñar, aportar, construir y sigo soñando con un mundo mejor y utópico. Poco se logra, pero es grato en demasía.


José Ramiro Velásquez Guavita

martes, 14 de julio de 2015

Lectura Orante



2003

Mt 21, 33-46


33


Un creador maravilloso,
has construido una viña
y la has dejado
en manos de la humanidad;
de seguro ahora estas triste
pues tu viña, el universo,
estas criaturas que somos
no la cuidamos;
concédeme la gracia de amar
con tu amor.

35


Son muchos los caídos
que fueron enviados por Tí,
es mucho lo que has hecho
por descubrir para el hombre
que esta viña tan mecánica
sigue animada por Tí;
concédeme ser testigo tuyo.

37-39


Y a tu Hijo has mandado
y lo hemos matado
para robarle su herencia;
pero una buena ventaja
hemos tenido,
Cristo nos has dado
tu vida, tu herencia
en vez de nuestra aniquilación;
si el hombre olvidara a Dios,
Dios nunca lo olvidaría.

40-41


Lo peor es que por ahora
la viña aún es nuestra,
o lo mejor,
aun hay la oportunidad
para dar de nuestra cosecha
a Dios, al Amigo;
santifícame mi Amigo.

42-43


“Esa fue la obra del Señor
y nos dejó maravillados”...

La iglesia actual,
y no me refiero ni a templos,
ni clero, nada de eso,
me refiero a nosotros
que disque creyendo en Dios
somos dominados y guiados
por las mismas máscaras
del teatro que es el mundo;
de mi parte te pido
me libres de mis limitantes.

45-46


Me has hablado de muchas
cosas, pero una es importante,
yo te pido que me ayudes
a dar testimonio de vida
pues sin tal gracia,
yo no seré de Cristo,
no me reconocerás el día
en que nos encontremos
y no me podré abrazar
contigo; ¡Ya te extraño!

Josue3475
José Ramiro Velásquez Guavita

Lectura Orante II



2003

Jr 17, 5-6


Siempre mi alma
en tu manos se encuentre,
no me aferre a las personas
pero también las ame,
no eche raíces en ellos,
a ellos de mis frutos,
no me sostenga en ellos,
a ellos y a mí,
Tú, Yavé, nos sostengas,
concédeme tu voluntad.

Jr 17,7


Reciba esta bendición,
reciba tan agradable gracia,
no se derrote mi alma
porque siempre estás conmigo,
Padre, Hermano y Amigo
condeme amar, amar y amar
con tu amor, único y verdadero.

“No tiene miedo… sus frutos”

No tendré miedo del calor
pues mi Amigo está conmigo,
mi follaje se mantendrá verde
pues mi Amigo está conmigo,
en año de sequía no me inquieto
pues mi Amigo está conmigo,
ni dejaré de producir frutos
pues mi Amigo está conmigo.

Jr 17,9


Como antropólogo pretendo llegar
hasta el fondo de este corazón
y no solo hasta sus superficiales
experiencias; antes de esto
te pido limpiar mi corazón
y lo purifiques,
de paso mi cuerpo también.

Sin embargo puede que a mí
y como van las cosas,
me hayes dormido,
bien dormido,
pues mi corazón lucha
pero mis entrañas
resienten el cansancio
¿A qué hora daré fruto?
Soy un pobre árbol, quizás,
petrificado ¡Socorro, me duermo!

Josue3475
José Ramiro Velásquez Guavita

FALSA MORAL CON IMAGENES DE LATTER DAYS